viernes, 14 de julio de 2017

Ascensión a la Pica de Canigó (Francia)

Datos de la ruta:

  • Desnivel: 2210 m
  • Distancia: 40 km.
  • Dificultad: moderada. Fuerte desnivel el primer día. Fácil trepada final para acceder a la cumbre del Canigó que puede impresionar.

Descripción

Día 1. Coll de Jou-La Castella (20 km-1700 m)

En un principio pensábamos iniciar la ascensión desde el Refugio de Merialles (1720 m), pero las malas condiciones de la pista y la conciencia se impusieron y decidimos iniciarla en el Col de Jou (1125 m), lo que supusieron 600 metros adicionales de desnivel y 4 km de dura marcha.

GR-10. Inicio de ruta
GR-10. Inicio de ruta

Iniciamos nuestra ascensión siguiendo las indicaciones del GR-10. Ascendemos prácticamente paralelos a la pista hasta el Coll de Cavall Mort (1455 m) rodeados de frondosos bosques.

A partir de aquí los canales nos sirven de refrescantes guías. Gran parte del camino discurre por una estrecha vereda al margen de los canales de agua que derivan la corriente de sus caminos naturales para su uso. Las sombras y el agua crean una atmósfera refrescante y sombría que minimizan el desnivel.

Siguiendo los canales de agua
Siguiendo los canales de agua

El camino zigzaguea para salvar dos fuertes desniveles antes de llegar al primer objetivo de la jornada: el refugio de Merialles (1720 m). Hasta este punto llega una pista que algunos aprovechan para iniciar la ascensión ganando algunos metros de desnivel.

Descansamos el cansancio inicial. Continuamos por las indicaciones del GR-10 que serpentea por la ladera norte del Puig de Rojà arañando metros a las alturas. La vegetación es espesa y varios pasos de ganado nos muestran el uso de estas laderas para la ganadería.

El Coll Verd (1860 m) se muestra luminoso con las luz matutina. El olor de los pinos inunda el ambiente.

Coll Verd (1860 m)
Coll Verd (1860 m)

El sendero sigue su suave ascensión. Atravesamos pedreras y pequeñas corrientes de agua. Algunos cierres para ganado nos salen al paso.

Pedreras en el GR-10
Pedreras en el GR-10

La espesura se abre y las montañas cierran nuestro horizonte. Tras alcanzar la cota de los 1950 m, el camino desciende hacia las aguas que discurren por el fondo del angosto valle. A la corriente principal del río Cadí vierten sus aguas numerosas torrenteras que desciende por las laderas.

El camino atraviesa las aguas del río Cadí, no hay paso habilitado por lo que en función del año este paso presentará una mayor o menor dificultad. El agua desciende con fuerza, la musical torrentera crea un estridente estribillo.

Río Cadí
Río Cadí

Tras atravesar las rabiosas aguas, retomamos la ascensión. Ahora predominan los piornos con su penetrante aroma. Nos alejamos del río y, con ello, nos aproximamos a las horas tórridas del día.

Nuestra visión se amplía: a nuestros pies dejamos el angosto valle del río Cadí, en nuestro horizonte las cumbres del Puig de Rojá y el Puig dels Set Homes. Al cerrar los ojos nos llega el mullido sonido del agua en su descenso.

Valle del río Cadí
Valle del río Cadí

A los pocos metros de atravesar el río Cadí, llegamos a un cruce. En este punto abandonamos el bien marcado GR-10 para seguir las indicaciones hacia la Pica de Canigó.

La pendiente aumenta, el esfuerzo también. Ganamos metros con rapidez y el bosque se abre para dejar paso a las praderas de altura. En la Cabana Aragó (2125 m) encontramos una oportuna fuente donde reponer para enfrentarnos a la ascensión.

Miramos a nuestro alrededor. Aún no podemos ver la cumbre de la Pica de Canigó, pero otros picos asoman tímidos, detrás de ellos se esconden las grandes montañas del macizo.

Panorámica desde la Cabana Aragó (2125 m)
Panorámica desde la Cabana Aragó (2125 m)

Remontamos el valle de forma cómoda por camino bien marcado. Sin protección, ahora el sol nos azota con fuerza mientras una suave brisa intenta suavizar sus efectos.

Avanzamos de forma decidida por la inmensa pedrera que se extiende a los pies del Puig Sec, mientras nos dirigimos hacia nuestra izquierda en busca e la Pica de Canigó. Continuas quiebros nos permiten ascender de forma cómoda por donde no parece posible.

Pedrera en la ladera del Puig Sec
Pedrera en la ladera del Puig Sec

A mitad de camino encontramos una inesperada y vigorosa fuente, su caudal fresco nos sirve de excusa para una breve parada. Tomamos aliento y continuamos por la pedrera sin final. El sendero, cada vez más empinado, nos lleva hasta la Portella de Vallmanya (2600 m).

En la Portella de Vallmanya se cruza el camino que se dirige a la cumbre de la Pica de Canigó con el camino que se dirige al Pic de Barbet (2712 m) y a la cresta del Barbet que desciende hacia el refugio de Cortalets.

Portella de Vallmanya y Puig Sec
Portella de Vallmanya y Puig Sec

Seguimos las indicaciones hacia la cumbre. Desde este punto es visible la canal y la famosa chimenea que tendremos que ascender para conquistar las alturas.

Canal y chimenea de la Pica de Canigó
Canal y chimenea de la Pica de Canigó

Un último esfuerzo nos deja a los pies de la brecha de Durier (2645 m). Es un tramo bastante vertical, sin grandes dificultades para personas habituadas a las alturas, pero que puede impresionar (especialmente si se realiza el descenso por aquí). Los pasos más sencillos están perfectamente indicados con pintura amarilla.

Con cuidado de no desprender piedras a nuestro paso, ganamos metros por la escalera rocosa hasta alcanzar los últimos metros más verticales, estamos ante la conocida chimenea del Canigó.

Chimenea final a la Pica de Canigó
Chimenea final a la Pica de Canigó

Esta trepada sencilla nos saca directamente a la cumbre de la Pica de Canigó (2784 m). A nuestro alrededor una excepcional panorámica de los Pirineos. En la cumbre una cruz en la que pendulan recuerdos de los que llegaron hasta esta cima y de muchos que se fueron. Algunas imágenes nos producen cierta tristeza.

Pica de Canigó (2784 m)
Pica de Canigó (2784 m)

Tras un merecido descanso disfrutando de la soledad de la cumbre, iniciamos el descenso. Ahora seguimos el fácil camino que marca la ascensión normal a este pico, un cómodo sendero que desciende por la ladera norte de la Pica de Canigó.

El camino es muy sencillo, alejado de las dificultades de la trepada de ascenso. Perdemos altura de forma rápida hasta el Pic Joffre (2362 m), para enlazar, de nuevo, con las indicaciones del GR-10.

Aquí se sitúa la Font de la Perdu, pero nos la encontramos sedienta. Obviamos las indicaciones del refugio de Cortalets, para dirigirnos, en sentido contrario, hacia el refugio de Bonaigua. El sendero se abre paso por la pendiente ladera.

GR-10 hacia el refugio de Bonaigua
GR-10 hacia el refugio de Bonaigua

Ha llegado el momento de localizar un lugar donde pernoctar. Las laderas son muy empinadas y no dan muchas opciones.

Seguimos avanzando hasta alcanzar La Castella (1985 m) en cuyas diminutas praderas ha encontrado acomodo una cabaña de pastores. Localizamos un lugar donde pasar la noche y decidimos acabar la jornada en este punto.

Día 2. La Castella-Coll de Jou (20 km-510 m)

Nos despertamos con el cantar de los pájaros y una ligera brisa que recorre la ladera que nos ha dado acomodo. Tras disfrutar de un exiguo desayuno y comprobar nuestras mermadas reservas acuíferas, retomamos la senda.

Iniciamos la jornada con un fuerte descenso hasta los 1750 metros que nos deja en una pista ancha. Seguimos las indicaciones hacia el refugio de Bonaigua y hacia una fuente, tras recorrer unos dos kilómetros somos conscientes de que hemos pasado de largo por el refugio y la fuente.

Pista. GR-10
Pista. GR-10

La pista discurre prácticamente horizontal, en el punto en el que empieza a descender la abandonamos para seguir una senda por donde prosiguen las marcas del GR-10. Iniciamos una dura ascensión por una preciosa senda.

Por suerte, a los pocos metros nos encontramos con un regalo inesperado: la Font de l'EscurÇo. Solo escuchar el agua caer alivia la sed que arrastramos. Tras una breve parada y recargados con agua, avanzamos con más vigor por la estrecha senda.

La senda avanza entre pedreras y vegetación, con continuas subidas y descensos que van sumando metros en nuestras piernas. A los pies de la Pica de Canigó se abren brillantes praderas de altura.

Praderas de altura
Praderas de altura

La penúltima subida de la jornada nos permite sobrepasar la Roc de les Bassoses, donde cambiamos de valle. Ahora es la ladera del Pic de Gasimir la que recorremos.

Senda. GR-10
Senda. GR-10

El último esfuerzo, en cuanto a desnivel, nos lleva hasta el Coll de Segalers (2040 m) donde nos reencontramos con el valle que da cobijo al río Cadí. Hasta aquí llega el camino que asciende directamente desde el pueblo de Castell.

En pocos minutos llegamos al cruce con el camino de ascenso al Canigó (que tomamos el día anterior). A partir de aquí repetimos el mismo camino, aunque al cambiar la perspectiva parece cambiar el paisaje en su totalidad y tenemos la sensación de estar recorriendo un camino distinto, diferente, con nuevos matices.

De nuevo atravesamos el río Cadí, las pedreras y disfrutamos, como si nunca lo hubiéramos visto antes, de las magníficas panorámicas que nos ofrece el sendero.

Senda hacia el refugio de Merialles
Senda hacia el refugio de Merialles

Al llegar a las proximidades del refugio de Merialles, echamos la vista atrás para embriagarnos, por última vez, de estas montañas. La imagen del valle es espectacular, grandiosa, cautivadora.

Macizo del Canigó
Macizo del Canigó

Solo nos queda enfrentarnos a los 4 km de descenso que comunican el refugio de Merialles con el Coll de Jou, recorriendo las mismas sendas de agua que seguimos en la ascensión. Poniendo fin a dos días de montaña inolvidables.

 --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
RECORRIDO:


Powered by Wikiloc

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
INFORMACIÓN PRÁCTICA:

En el entorno hay numerosas rutas tanto de senderismo, como para la bicicleta o de carácter cultural. Nosotros aprovechamos el viaje para realizar dos rutas:
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
BIBLIOGRAFÍA:

  •  Mapa Canigó. Cuadernos pirenaícos. Escala 1:50.000/1:25.000. Ed. SUA.

1 comentario: